Este año, la crisis de COVID-19 ha cambiado muchas de las tendencias de aprendizaje, dejando que los responsables de recursos humanos y los equipos de formación y desarrollo reconsideren la forma en que tienen que gestionar y capacitar al personal. La nueva realidad tiene como reto el cómo solventar la formación del personal remoto, y además como mejorar del efectividad de esta formación.

Aunque el impacto general de la crisis del COVID-19 aún se está desarrollando, claramente se ha redefinido el puesto de trabajo. Con el aumento del teletrabajo, ha surgido la necesidad de tener un Puesto de trabajo Digital, Ágil y Flexible. Las organizaciones necesitan crear un lugar de trabajo digital que pueda pasar fácilmente del 100% en la oficina al 100% trabajando de forma remota.

Como resultado de esto, es necesario llevar a cabo una Transformación rápida de la formación virtual para ofrecer un tipo de formación online para trabajadores remotos. Los cursos presenciales deben pasar a un modo predominantemente Online / Autodidacta / Virtual dirigido por un instructor (VILT) / Blended, consumible de forma remota.

Además, se debe elaborar un plan a largo plazo para Comprometer al personal remoto, con múltiples enfoques para conectar, reforzar, desafiar y empujar hacia el aprendizaje continuo.

Las principales tendencias las podemos agrupar de esta forma:

  1. Tendencias “imprescindibles”: tendencias para ofrecer la formación aprendizaje remoto.
  2. Tendencias que empoderan a las personas a aprender rápidamente, aplicando la efectividad y el acceso a contenido clave de forma efectiva, y con un soporte adecuado.
    • Microlearning
    • Aprendizaje personalizable
    • Herramienta de Soporte (PSTs – Chatbots)
  3. Tendencias que fomentan el aprendizaje continuo.
  4. Tendencias que ayudan a experiencias de aprendizaje virtual atractivas, de alto impacto e inmersivas para la formación en remoto.
    • Gamificación
    • Formación basada en escenarios o simulaciones interactivas (Story Based Learning)
    • Aprendizaje basado en vídeos
    • Aprendizaje inmersivo (Realidad Virtual – Realidad Aumentada)
  5. Tendencias que ayudan a evaluar el impacto de la formación remota y le ayudan a maximizar el ROI.
    • Learning Analytics
    • Inteligencia artificial

Si nos centramos en las tendencias “imprescindibles”, y en especial en las Herramientas de Aprendizaje Remoto con Instructor (VILT), diremos qué con el trabajo remoto y el distanciamiento social, la formación en el aula / ILT en este momento no es una opción muy factible y las organizaciones deben emprender una rápida Transformación Digital.

Una parte importante de este ejercicio de transformación es determinar cómo convertir la formación totalmente facilitada o dirigida por un instructor en un aula (ILT) en una formación virtual dirigida por un instructor de forma remota (VILT).

Sin embargo, la tendencia predominante en esta transformación a la formación virtual es que es un viaje, donde los distintos elementos de la formación deben ir cambiándose gradualmente de la ILT a la VILT, ya que supone cambios culturales, organizativos, de gestión, tecnológicos etc..

Entre los beneficios que supone la VILT están: la flexibilidad, la capacidad de escalar rápidamente, la facilidad de personalización, así como la clara aceptación del modelo por la mayoría de la gente de la organización, por esto esta tendencia es “imprescindible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.