Todas las personas buscamos seguir a un líder natural, para así aprender a liderarnos a nosotros mismos y liderar a los demás, ya sea en un entorno personal o profesional. Por lo tanto, las personas en el rol de líder tienen la tremenda responsabilidad de decir la verdad y no “ser fariseos”. El líder natural debe tener cuidado con el significado de cada frase que pronuncia, así como actuar como modelo a seguir para fomentar el crecimiento de las personas y de la organización.

Como líderes debemos de cuestionarnos muchas de las frases que usamos, y considerar las implicaciones que tienen las mismas tanto en nosotros mismos como líderes, así como con las demás personas que están bajo nuestra responsabilidad, aquí presentamos algunos ejemplos de frases que debiéramos evitar decir.

“Soy autentico”.

Ser auténtico es un lujo que pocas personas pueden permitirse en las organizaciones. Evidentemente el líder posee el poder y la autoridad. La autenticidad requiere de mucha transparencia. Dicho esto, decir “Soy auténtico” y alentar a la gente a que lo sea si no estamos 100% seguros de que nuestra cultura realmente respalda la autenticidad, es un gran error.

“Somos una familia”.

Usar este término de forma continua hace “reclamar” a la gente que son parte de una familia. Si los líderes de la organización dicen que somos parte de una gran familia, recordemos este punto clave: “¡Los padres no despiden a sus hijos cuando las cosas no van bien!” Negocios son negocios. No es necesario hacer promesas que no se pueden cumplir, o hacer un mal uso de un sentimiento que puede ser engañoso.

“Todos debiéramos aceptar el cambio”.

Si alguna vez hemos estado involucrados en una iniciativa de gestión del cambio, debemos darnos cuenta de que las personas equiparan el cambio a algo nuevo, y lo nuevo equivale a algo “no probado”, lo que lo convierte en un doble desconocido. Con esto entendemos por qué muchos proyectos de gestión del cambio fracasan. La naturaleza humana nos ha demostrado que las personas son resistentes al cambio cuando no saben qué significará ese cambio. Al decir palabras como “debemos de abrazar el cambio”, en realidad estamos diciendo a los demás que nosotros sabemos “algo” pero que no podemos decirles lo que puede suponer para ellos. Si conocemos algo del cambio, debemos de proporcionar información en lugar de ocultarla hasta que el cambio se efectúa. Un enfoque de comunicación honesta es mucho más eficiente que frases hechas, y así no haremos perder el tiempo ni a la organización ni a las personas a las que esperamos crean en lo que decimos.

“Estoy ansioso por esta nueva aventura”.

Los nuevos líderes son los más propensos a lanzar esta frase. ¡Por favor no digamos estas palabras! Las personas necesitan ver a alguien que no solo esté “seguro”, sino que también irradie confianza para apoyar a las personas de forma individual y como equipo. ¿Cómo nos sentiríamos al embarcar en un avión y escuchar al piloto decir… “Espero que este viaje sea una gran aventura”?. ¡Que miedo! Cualquiera preferiría embarcar en otro avión en el que el piloto esté preparado y seguro de sí mismo con el planteamiento de llegar a destino y sobre todo transmitiendo seguridad a los pasajeros. Un consejo para los nuevos líderes que desean decir algo significativo a su gente: simplemente decir que nos sentimos honrados de recibir el papel de líderes y que nos lo tomamos en serio, y con la responsabilidad que acompaña al puesto.

“Y no olvidemos divertirnos”.

Es divertido divertirse en el trabajo si todos estamos en la misma tesitura y lo disfrutamos. Sin embargo, si no sabemos si las personas disfrutan de su trabajo, debemos de pensar en la cultura de la organización y la relación con los líderes, y luego les podremos decir que se “diviertan”. Antes de esto, debemos de asegurarnos de que las personas realmente disfrutan de lo que están haciendo, se sientan cómodos siendo quienes son y quieren ser, y adopten un liderazgo natural.

“El rol del líder no es sobre uno mismo sino sobre los demás y son para personas que realmente quieren ayudar a otros a tener éxito”

Para finalizar os aconsejo esta formación de Agile Leadership donde hablamos de los nuevos estilos de liderazgo, en los que se tocan estos temas y muchos más relacionados con los nuevos estilos de liderazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.