Observa la imagen al menos durante un minuto antes de seguir leyendo.

¿Qué has observado?

Si miras bien de cerca podemos observar dos figuras diferentes. Un pato que alza el pico viéndolo desde nuestro lado derecho o bien un conejo con las orejas si lo visualizado desde nuestro lado izquierdo.

Nuestro cerebro y nuestra mentalidad condicionan la forma en la que percibimos la realidad. De ahí que ante una Crisis mundial como la que estamos viviendo las Empresas que con una mentalidad más acostumbrada a adaptarse a las circunstancias y a ver las oportunidades que hay en todas las crisis tengan cierta ventaja competitiva.

Pongamos algún ejemplo de adaptación:

“La iniciativa Food 4 Heroes es un acto solidario que ha surgido en España a través de los CEOs de Grosso Napoletano y ya suma decenas de cadenas de restaurantes, que ofrecen sus productos de manera gratuita para alimentar al personal de urgencias, UCI e internistas, que están trabajando en los hospitales de todo el país.”

Entonces ¿Qué convierte nuestra experiencia en crisis?

Nuestra percepción de la realidad, nuestra forma de pensar, de sentir y de actuar en consecuencia. ¿Cuál es la forma de pensar, sentir y hacer en tu Empresa? ¿Cuál es su cultura?

La cultura podríamos definirla cómo “Lo que dicen los Empleados cuando el jefe no está ahí”. A continuación vamos a observar dos tipos diferentes de Cultura que ahora mismo podemos tener:

Cultura Anti-Agile:

  • Debemos tratar de no equivocarnos
  • La estrategia tiene que estar bien considerada y planteada. Nuestra prioridad, seguirla.
  • Trabajamos en Departamentos cada uno con sus funciones
  • Nos centramos en hacer lo que nos piden.

Cultura Agile

  • No tenemos miedo a equivocarnos ya que con los errores no hacemos más fuertes.
  • En un entorno complejo es difícil saber lo que va a suceder. Nuestra prioridad, adaptarnos.
  • Trabajamos en equipos de forma auto-organizada.
  • Nos centramos en hacer lo que realmente aporta valor a nuestros Clientes. Y cuanto más sencillo, mejor.

Por suerte, la mentalidad es algo que se puede cambiar. Nuestro cerebro a nivel físico tiene la capacidad de encontrar nuevos caminos y reconectarse. Este concepto se llama Neuroplasticidad.

¿Cuál es la clave para que puedas hacerlo?

Tener una mentalidad de crecimiento. Término que acuña la doctora Carol Deck: “Creer que se puede aprender cualquier cosa y aplicarla en el trabajo con práctica y esfuerzo.”

De tal forma, que implantar una cultura Ágil y convertir cualquier crisis en una oportunidad está en nuestras manos y más en concreto en nuestra Mente.

No esperes más tiempo, y empieza a cambiar tu cultura hacia:  la adaptabilidad, el aporte de valor al Cliente, el trabajo en equipo, la transparencia, la confianza en uno mismo y en el otro, la gratitud y la compasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.