Empecemos por crear los cimientos, y digo los cimientos, porque vamos a empezar por recordar uno de los valores, quizá el de mayor peso, en el Manifiesto Ágil. Dice así: Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas. Por lo tanto, esta afirmación nos lo deja claro, las personas junto con sus interacciones toman un papel relevante en el negocio o en el objetivo de la organización.

Al ganar relevancia el individuo y sus interacciones frente a procesos y herramientas, la manera en que seleccionamos a esas las personas y el modo en el que se desarrollan en las organizaciones es fundamental. Quiero haceros una pregunta, ¿De quien depende una buena estrategia de negocio? En principio, y en la mayoría de los casos, toda estrategia o línea de actuación va a depender de una persona. ¿Y a través de qué vía llegan esas personas a la organización? Normalmente o en la mayoría de los casos a través del trabajo y esfuerzo del área de reclutamiento y selección

Con esta serie de preguntas nos damos cuenta que el área de Talento de la organización forma parte más que nunca de la estrategia global de la compañía y, como consecuencia de ello, deberá de ser un área de valor y de reflexión y cooperación continua.

Por lo tanto, y volviendo al tema que nos ocupa, si el individuo o las personas son actores principales en las nuevas estrategias de las empresas, ¿Cómo podemos mejorar la forma o método para que un equipo de reclutamiento y selección llegue hasta las personas idóneas? Esta es la pregunta que nos da la llave para hablar y efectuar un Reclutamiento Agile.

Habrá ciertos cambios que se darán muy rápido y serán muy visibles desde el momento en el que, un departamento o área de selección decida incorporar metodología ágil en su día a día.

¿Dónde veremos los primeros “Gains” o momentos positivos del cambio?

  • El reclutamiento y la selección se enriquecerá de forma continua durante el proceso, tanto en información y transparencia, como en comunicación y comprensión. La entrada de nuevas figuras no pertenecientes al Dpto. de Talento., pero si con una relación directa sobre la persona que se quiere contratar, provocará un alineamiento perfecto en cuanto al núcleo persona-área-organización.
  • El éxito o el fracaso y, por tanto, la responsabilidad empezará a ser de todos. Esto generará empatía, algo muy importante que tendrá que extenderse a lo largo y ancho de la organización.
  • El proceso de reclutamiento irá viajando y adaptándose según se vayan dando las circunstancias y cambios, por lo tanto, dejamos a un lado los requisitos iniciales e inamovibles del perfil en la toma de requerimientos. Esto es lo que llamaremos flujo flexible.
  • Dejará de ser una sorpresa realizar una contratación en tiempo y forma. Los errores disminuirán y la adecuación se incrementará. Hacer selección dejará de ser un hecho puntual y aislado para ser un motor en “velocidad crucero”.
  • La cultura y valores de la organización serán compañeros de viaje y tendrán mucho qué decir en esta nueva forma de hacer selección.

¿Nos encontraremos con barreras y puertas cerradas a esta nueva filosofía de trabajo en el departamento de selección?

El crecimiento de las personas y organizaciones pasa por superar obstáculos, por lo tanto, en nuestro compromiso con el cambio tendremos fuerzas contrarias que lo harán más complicado. Pero eso no será un freno, más bien será un impulso. Debemos de preparar nuestro sentido de la escucha para afirmaciones como:

     “Eso es vuestro trabajo como Dpto. de selección, no molestéis a    otras personas”.

     “Ya existe un perfil, básate en eso y punto”.

     “Tenemos unas herramientas y con eso es suficiente, siempre nos han dado resultado”.

     “Hay unos procedimientos de toda la vida y hay que seguirlos”.

     “No me hables de valores, cultura y empatía, eso es humo. Lo que quiero es que trabaje bien y no me dé problemas.

Son afirmaciones que por el momento de cambio en el que nos encontramos son normales y con las que tenemos que saber trabajar. Para ello están los Dptos. De Talento, para movilizar y traccionar el cambio junto con el equipo de gestión del cambio.

“El éxito tiene su comienzo y su fin con las personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.